Algunas de mis caras

Algunas de mis caras

martes, 22 de mayo de 2012

¿Enojad@?


¿No es molesto cuando otra persona se enoja con uno? ¿No es molesto cuando te hacen enojar? ¿No es molesto sentirse mal luego de que uno se enoja con otra persona o hizo enojar a otra persona?  Estas preguntas son muy interesantes. Aunque no nos pongamos a pensar sobre este tema, siempre ocurre, nos enojamos por diferentes cosas: una broma pesada, un comentario de mal gusto, una actitud negativa, un error, etc. Muchas de esas situaciones hacen que la gente se enoje.

 Yo no digo que esté mal enojarse, pero creo que muchas veces la gente, en especial, los jóvenes, se enojan por cosas poco importantes. ¿Por qué dejar que algo de poca importancia como que te hagan un comentario mala onda, una broma pesada, una mala respuesta te amargue todo el día o, a veces, toda la semana? Yo soy de la opinión de que, en primer, lugar no hay que exagerar por todo lo que nos choca o nos irrita en nuestra vida porque nos amarga en vano y no nos deja ser felices. En segundo lugar, yo creo que uno debe enojarse por cosas más importantes como que se cometa una injusticia, que te fastidien seguido y en exceso, que te mientan de tal manera que esa mentira haya traído graves consecuencias. Es más, la gente que se enoja por cualquier cosa constantemente sufre o puede estar a punto de sufrir una enfermedad que se llama “neurosis”. Esto ya es grave, por ello soy de la idea de que en la vida hay que tomarse las cosas con más calma y tratar de no enfurecerse por cosas insignificantes como las ya mencionadas. Nada cuesta ser una persona más tranquila. Además, una persona que no se irrita por todo piensa más claramente que una persona que sí lo hace. Una persona que es más tranquila que otras llega más fácil a la solución de una problema ya que deja de estar tan preocupado y se ocupa más rápido de la situación problemática. El no dejarse controlar por emociones fuertes como la ira, el miedo y la inseguridad le permiten a uno pensar más fríamente y lograr mejores resultados. Entonces, ¿no convendría empezar a tomarse las cosas con más calma?



En síntesis, la ira de por sí nunca es buena, ya que altera la percepción y la capacidad de pensar más fríamente de una persona. Además, en exceso trae trastornos y enfermedades que empeoran la calidad de vida de una persona. Se ha comprobado que las personas que más longevas del mundo son las que a lo largo de su vida se han tomado las cosas con calma, si estresarse demás y han tratado de reír todo el tiempo.

Bueno, esto ha sido todo por ahora, hasta la próxima vez.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

esta buena la reflexión pero hay que ver el motivo del enojo, no de manera independiente, porque puede ser que la persona extremadamente irritable lo sea porque en realidad lleva tiempo cursando una depresión, también puede ser una persona que jamás expresa lo que siente y da la casualidad que justo ese mal comentario lo hizo llegar a su limite y por ese motivo reaccionó de mal modo...
creo particularmente que el enojo en cualquiera de sus formas es una reacción negativa y las malas reacciones siempre son consecuencia de malas acciones, lo que lleva a que si te hacen algo que te hace enojar es porque el otro es mala persona y simplemente hay que desecharlo inclusive del grupo de conocidos que alguien tenga...

Emiliano dijo...

Tenés razón en varias cosas en las que decís, pero hay que aceptar que hay personas que se arman toda una tragedia por un tontería así como hay enojos jutificados... Depende de la persona y de la situación.